Dragon Ball Z Capítulo 75 – Di la clave secreta de las esferas del dragón

El capítulo comienza con Krilin abandonando la nave espacial de Freezer para encontrar al Gran Anciano Gurú y obtener la contraseña de los Bolas de Dragón de Name, mientras Gohan admira su nuevo traje. Irritado, Vegeta le ordena que vigile a los Bolas de Dragón mientras duerme una siesta dentro de la nave.

Mientras tanto, Dende continúa su propia búsqueda de los terrícolas para darles la contraseña. Se tropieza brevemente con dos cadáveres y entra en pánico, creyendo que son Krilin y Gohan. Pronto, ve que se trata de Burter y Guldo.

Vegeta se tambalea en la habitación donde Goku se está curando dentro de la nave espacial de Freezer y, desorientado, se tambalea torpemente durante un tiempo. Agarrándose se acerca a la máquina médica de Goku, donde fija el tiempo en media hora y, esta vez cree estar seguro de que podrá conseguir su deseo de inmortalidad, y se queda dormido junto a la cápsula. Mientras Gohan vigila las Bolas de Dragón fuera de la nave espacial de Freezer, el Capitán Ginyu aún atrapado en el cuerpo de la Rana de Namek aparece y trata de alejar una bola de Gohan pero se queda atascado. Gohan se fija en Ginyu y lo persigue. Para disgusto de Ginyu, una rana hembra se fija en él y también lo persigue.

Krilin y Dende se encuentran de nuevo y regresan con Gohan, quien les dice que Vegeta está durmiendo dentro de la nave. Krilin sugiere que se lleven las Bolas de Dragón e invoquen al dragón para evitar que Vegeta pida su deseo de inmortalidad, ya que si Vegeta se despierta, tardará demasiado en llegar a ellos a tiempo.

En la batalla, Nail finalmente se rinde en su lucha con Freezer, pero antes de que Freezer pueda acabar con él, Nail revela que toda su lucha fue simplemente una estratagema para ganar tiempo para que Dende le diera a los terrícolas la contraseña para las Bolas de Dragón. De repente, recordando que pasó Dende fuera de la casa de Gurú, Freezer se va volando con rabia, dejando a Nail moribundo. Freezer intenta convocar a la Fuerza Ginyu, pero no responden. Para colmo, se da cuenta de que todos han sido derrotados.

Mientras tanto, Dende, Krilin y Gohan invocan al dragón, Porunga, y como ya lo había dicho Nail, promete concederles tres deseos. Ginyu mira desde lejos con una mirada amarga.

Comentarios