Dragon Ball Z Capítulo 256 – El final de la raza humana

Este capítulo comienza con Super Buu llegando al Templo de Kami y llama a los Gerreros Z para luchar. Super Buu explica que le prometieron una buena pelea y ahora estaba aquí por ella. Piccoro le dice que la promesa fue hecha para luchar dentro de dos días y que todavía falta uno, sin embargo, la impaciencia de Super Buu le hace querer luchar inmediatamente. Desesperado, Piccoro le dice a Super Buu que podría destruir a todos los terrícolas mientras espera la batalla.

Mientras que Super Buu no está mirando, Piccoro le dice a Krilin que despierte a Goten y Trunks y los lleve a la Habitación del Tiempo para entrenar. Mientras tanto, Super Buu destruye casi toda la población de la Tierra en una sola explosión. Piccoro se rinde y dice que puede tener listos a los chicos en una hora, después de prometer a la población de la Tierra que serán revividos con las Bolas de Dragón. Al principio, Super Buu no está dispuesto a obedecer, pero luego Videl se burla de él preguntándole si está realmente asustado. Antes de que Super Buu pueda matarla, Piccoro le revela la identidad del padre de Videl (Mr. Satán), y Super Buu acepta esperar. Piccoro le dice que espere una hora, pero Super Buu no sabe lo que es una hora. Entonces Piccoro crea un reloj de arena y le dice que una hora es el tiempo que tardará toda la arena en caer al otro lado.

Comentarios