Dragon Ball Z Capítulo 126 – ¿Quiénes son los androides?

Han pasado tres años desde la visita de Trunks del futuro. Goku, Piccoro y Gohan salen para enfrentarse a su destino contra enemigos de los que sólo han oído hablar, pero que no han visto. Han tenido tiempo para entrenar, aunque Piccoro no ha entrenado todo lo que desearía.

De camino a la isla de Amenbo, encuentran a Krilin volando delante de ellos, que se une a ellos en su camino a los androides. Todos se detienen en un acantilado con vistas a Sasebo, la ciudad de la isla, y se reúnen con Ten Shinhan y Yamcha. Los únicos guerreros del Planeta Tierra que parecen haber desaparecido son Vegeta y Chaoz. Ten les informa entonces que dejó a Chaoz en casa del Maestro Roshi por miedo a que pudiera morir en el combate. Todos están sorprendidos de ver a Bulma allí con su bebé y Goku le dice que se vaya por su propia seguridad, pero Bulma dice que lo hará cuando vea a los androides. Krilin pregunta por el bebé y Gohan le pregunta a Yamcha si el bebé es su hijo. Yamcha dice que no, y añade que se sorprenderán al saber quién es el verdadero padre del bebé. Un emocionado Goku piensa que Vegeta es el padre y que el nombre del bebé es Trunks, para sorpresa de Krilin y Gohan. Bulma le pregunta cómo lo sabía porque estaba esperando para sorprender a todos, y Goku se ríe y dice que estaba adivinando. Piccoro pregunta dónde está Vegeta ya que Bulma le ha perdido la pista cuidando a su bebé, pero Bulma y Goku están seguros de que vendrá. Les quedan 30 minutos.

Después de matar el tiempo entreteniendo al bebé, todos se preguntan por qué los androides no han aparecido todavía. Gohan resume que no se puede sentir el ki de los androides porque no lo tienen. Poco después, Yajirobe llega y les da un regalo de Korin (las Semillas del Ermitaño, que restauran la energía y la fuerza). Pero este no tiene pensado pelear y vuelve a su coche volador, sólo para ser derribado en el cielo por dos misteriosas figuras. Mientras Gohan acude para ayudar a Yajirobe, los guerreros vuelan hasta a la ciudad para encontrar a estos misteriosos asaltantes, lo que resulta ser más difícil de lo que pensaron al principio, ya que no tienen ni idea de cómo son.

El Androide 19 y Androide 20 se encuentran en la ciudad en busca de víctimas. Algunos ciudadanos se atreven a insultarlos, y mientras dos de ellos son atacados por Androide 19, un conductor de paso pita a Androide 20 por estar en medio de la carretera. Pero a este no le gusta nada, y decide primero sacar el motor del vehículo para luego levantar al conductor por el techo.

El grito de una mujer alerta a Yamcha, que se encuentra cerca, y decide investigar el disturbio antes de alertar a los demás. No reconoce a los androides hasta que se da cuenta de que ambos llevan la insignia del Ejército de la Cinta Roja en sus gorras. En un momento de sorpresa, Androide 20, después de confirmar que son los androides a los que se refería, se le tira encima. Androide 20 agarra a Yamcha por la cara, drenando su fuerza vital por la boca justo cuando Yamcha grita una advertencia a sus compañeros. Un camionero se desvía para evitar a los tres y termina chocando contra una gasolinera local, lo que causa una explosión que se convierte en un incendio urbano, Yamcha se encuentra en una lucha a vida o muerte. Mientras la ciudad arde, sus amigos se separan y se alejan, Yamcha grita pidiendo ayuda. Androide 20 pasa su otra mano por el pecho de Yamcha, hiriéndolo gravemente.

La explosión llama la atención de los guerreros, que se precipitan hacia el caos, mientras que los otros están buscando a los androides.

Comentarios