Dragon Ball Z Capítulo 101 – El último deseo

En este episodio Goku y Freezer continuan su pelea, y esta vez, Goku tiene la ventaja, anotando fácilmente un golpe directo sobre Freezer. Con todas las víctimas del tirano en el planeta ahora revividas, Kaiosama contacta telepáticamente al Gran Anciano Gurú y le habla de su plan de usar el deseo final de Porunga de enviar a todos los habitantes del planeta a la Tierra excepto a Freezer, pero Goku los escucha e interrumpe, pidiéndole a Kaiosama y al Gurú que Porunga lo deje a él y a Freezer para que pueda asegurarse de que lo mata. Y estos aceptan sin estar de acuerdo el deseo de Goku.

El Anciano contacta telepáticamente con Dende y le indica que vuele hacia Porunga y pida el deseo. Al mismo tiempo, Vegeta observa su entorno y cree brevemente que está soñando, y se da un doloroso puñetazo en las costillas para comprobarlo. Después de recuperarse, y para mayor deleite de Vegeta, ve a Goku y Freezer luchando furiosamente, y vuela hacia ellos para ayudar a Goku.

Freezer ve al Dragón Namekusei desde lejos y se da cuenta de que aún no es demasiado tarde para desear la inmortalidad, así que vuela hacia Porunga y Goku lo persigue, luchando brevemente contra el tirano. Dende llega primero a Porunga, pero Freezer golpea a Goku a un lado y trata de desearle vida eterna a Porunga. Sin embargo, en su ignorancia, comete el error de no cumplir su deseo en el idioma namekusei y es Dende el que pide el deseo del Gurú y del Rey Kai en el idioma correcto, que Porunga acepta conceder. Enfurecido, Freezer intenta matar a Dende, pero es enviado a la Tierra a tiempo. Vegeta llega y ve brevemente a Goku como un Super Saiyajin antes de que él también sea enviado a la Tierra junto con todos los demás. Freezer muy sorprendido de ver a Vegeta vivo le pregunta si es un fantasma y Goku le cuenta todo el plan, enfadando aún más al tirano.

Freezer le dice a Goku que el planeta explotará en cuestión de minutos y lo reprende por su decisión suicida de quedarse en él. Este, sin embargo, contesta que así se siente mucho mejor, ahora que puede luchar contra Freezer sin tener que preocuparse por sus amigos. El tirano entonces expresa su asombro porque cree a Goku alguien fuerte, pero este le aclara ser fuerte no significa que no deba preocuparse por nadie más. Freezer admite que Goku es una raza rara.

Los dos enemigos descienden al suelo para comenzar la ronda final de su épico duelo.

Comentarios