Dragon Ball Z Capítulo 86 – Un guerrero orgulloso muere: Vegeta

El capítulo comienza con Freezer golpeando a Vegeta, mientras lo estrangula con la cola. Piccoro, Krilin y Gohan saben que ya no pueden salvar a Vegeta y mirar con horror. Finalmente, Freezer arroja a Vegeta a una roca cercana y se prepara para dar el golpe mortal, prometiendo a los demás que serán los siguientes.

Mientras tanto Goku encuentra la ubicación y aparece en el campo de batalla justo a tiempo. Después de saludar con cariño a sus amigos, camina valientemente hasta Freezer y los dos se conocen finalmente. Freezer parece reconocer la cara de Goku, y cuando oye a Vegeta dirigirse a él como Kakarot, de repente se da cuenta de que Goku es otro Saiyajin, más concretamente el hijo de Bardock, un Saiyajin que le desafió poco después de la muerte del rey Vegeta. Freezer mató a Bardock junto con el resto de Saiyajines el mismo día.

Goku admite que no le importa su raza ni la muerte de su padre y desafía a Freezer, ante el shock tanto del tirano como de Vegeta. Freezer ataca, pero el Saiyajin esquiva y lo patea fácilmente en la boca, convirtiéndose así en el primero en dañar a Freezer en su forma mas evolucionada. El tirano dispara un aluvión de rayos de la muerte que Goku consigue desviar con poco esfuerzo, aturdiendo a Freezer. El moribundo, Vegeta comienza a reírse de Freezer afirmando que Goku si es un Super Saiyajin y lo derrotará. Freezer sin piedad dispara un rayo mortal directamente al corazón de Vegeta, hiriéndolo de muerte. Goku, horrorizado e indignado por esta acción, le dice a Freezer que su acción con Vegeta era innecesaria al no tener capacidad de defenderse ni representar una amenaza, denunciándolo como una falta de honor, antes de que Freezer le cuestione que no existe el Super Saiyajin.

Vegeta le ruega a Goku antes de morir que no sea tan misericordioso con Freezer como lo fue con él, con Nappa y con la Fuerza Ginyu, alegando que Freezer no es del tipo que se le muestre misericordia. Goku trata de negar las afirmaciones de Vegeta, afirmando que todos merecen la oportunidad de cambiar, incluso Freezer. Entonces Vegeta le cuenta su historia a Goku con lágrimas en los ojos.

Freezer extorsionó al rey Vegeta y a la raza Saiyajin para que trabajaran para él, e incluso se lo quitó a su padre cuando era pequeño, amenazando con matar al Rey Vegeta si se negaba a obedecerle, pero a pesar de la obediencia de Vegeta, Freezer mató a su padre y a Bardock junto al resto de la raza Saiyajin, cuando estos intentaron rebelarse contra el tirano. Goku, finalmente comprende la razón de la odiosa naturaleza de Vegeta y la verdad sobre la desaparición de su especie, mientras que Gohan, Piccoro y Krilin miran horrorizados al enterarse de esto.

Vegeta le ruega a Goku con sus últimas palabras que destruya a Freezer sin importar lo que suceda y que no le permita convertir a más gente inocente en máquinas de matar. Vegeta finalmente muere. Aunque admite que odiaba a Vegeta por sus crímenes, Goku lo entierra como señal de respeto después de crear una tumba con un breve destello de ojos, agradeciéndole que haya salvado a Gohan, revivido a Piccoro y ganado tiempo para que se curara. Goku va a vengarse de todos los que ha matado y promete acabar con el tirano.

Comentarios