Dragon Ball Z Capítulo 52 – ¡Escúchame Goku! No te acerques a Freezer

En el planeta de Kaiosama, Yamcha le pregunta a este si puede saludar a Goku. Kaiosama instruye a Yamcha que apoye su mano sobre su hombro y hable. Yamcha le dice a Goku que el viaje por el Camino de la Serpiente no fue tan difícil como el aumento de la gravedad en el planeta de Kaiosama. Goku está de acuerdo con él y le dice que está entrenando bajo una gran cantidad de gravedad, con la máquina gravitatoria puesta a 30 veces la gravedad normal de la Tierra. Goku explica que va de camino a Namekusei para poder ayudar a Krilin, Gohan y Bulma y les dice que Vegeta también está en Namekusei les informa de que hay otros guerreros que no son Saiyajin pero llevan los mismos uniformes. Goku concluye que el líder de los piratas espaciales extraterrestres es más poderoso que Vegeta.

Kaiosama pregunta si el nombre del líder podría ser Freezer y Goku responde que no está seguro. Kaiosama usa sus antenas para comprobar la identidad del invasor en Namekusei. Este obtiene una localización precisa del líder para concluir que es efectivamente Freezer. Kaiosama se asusta muchísimo, expresando su sorpresa a través de temblores nerviosos y comienza a advertir a Goku que Freezer es el oponente más fuerte y feroz que jamás haya enfrentado y no hay forma de que esté preparado para él. Kaiosama no le está advirtiendo por su propio bien, sino por toda la gente del universo. Continúa advirtiendo a Goku que no enfade nunca Freezer, porque su ira se extendería por todo el universo pero Goku argumenta que solo tiene intentar recoger las Bolas de Dragón. Kaiosama continúa advirtiéndole, y le pide que prometa que no se acercará a Freezer.

Piccoro coloca su brazo sobre el hombro del Kaiosama para transmitir su mensaje. Rápidamente le dice a Goku que no escuche a Kaiosama y que recoja las Bolas de Dragón y les pida que vuelvan a la vida. Mientras tanto entrenarán con Kaiosama para prepararse. Goku está de acuerdo con la propuesta de Piccoro. y este estima que entre él, Goku, Gohan y Krilin, deberían ser capaces de manejar Freezer. Pero no hay tiempo que perder y Kaiosama debería empezar a entrenarlos, aunque este se niega si el objetivo es luchar contra Freezer.

Piccoro promete que no luchará contra Freezer, aunque se repite a sí mismo que lo hará. Ten piensa para sí mismo, y sabe que necesita entrenar duro, como Goku. Concluye que para enfrentarse a Freezer, todos tendrán que estar en su mejor forma. Kaiosama le pregunta a Yamcha, Ten, Piccoro y Chaoz si están seguros de que están listos para su entrenamiento… y ninguno de ellos se retira. Les informa que su primer reto es hacerle reír para poder calificar para su entrenamiento. Goku piensa que aunque deba evitar luchar contra Freezer, no significa que deba dejar de entrenar… y sigue entrenando bajo 30 veces la gravedad normal de la Tierra.

Mientras tanto, Krilin y Dende se dirigen a la casa del gran anciano. Dende estima que todavía tienen cinco horas más si continúan yendo a su velocidad actual.

Vegeta también está en Namekusei, volando rápidamente. Ya debería haber sentido más namekusei pero no puede localizar otro pueblo. Vegeta siente otra señal de energía proveniente de 2 cuerpos que no están con Freezer.

En el planeta de Kaiosama, Ten lucha por contarle una broma a este para que pueda reírse y así poder calificar para su entrenamiento. Yamcha y Chaoz tienen éxito en sus intentos, ya que Piccoro se molesta con todo el proceso. Después de que Ten piensa en su broma, Yamcha le cuenta a Tien un chiste que contar, y Ten lo usa consiguiendo que Kaiosama estalle de la risa.

En el planeta Namekusei, Vegeta está volando a través de los cielos mientras persigue las señales de energía de Krilin. Krilin y Dende se dan cuenta de que están siendo seguidos y proceden a esconderse para evitar ser vistos. A medida que Krilin y Dende se retiran detrás de una montaña, Vegeta percibe rápidamente otro enorme poder y cambia de dirección. El gran poder resulta ser Zaabon, que todavía está buscando aldeas namekianas para encontrar las Bolas de Dragón. Vegeta cree que Zaabon será presa fácil sin Freezer a su lado.

Mientras tanto Goku Hace flexiones y admite que tendrá que subir la gravedad a 50 veces la gravedad normal de la Tierra. Kaiosama comienza el regimiento de entrenamiento para los guerreros fallecidos en su planeta. Llama a Burbbles, su mono mascota, para que puedan perseguir al primate. Este fue el mismo entrenamiento que Goku tuvo que soportar, y Kaiosama revela que Goku tardó tres semanas en conseguirlo. Los guerreros se sorprenden al mono, y se sorprenden aún más al oír que se tardó tanto tiempo en atrapar al mono.

Chaoz pregunta si son capaces de atrapar al mono, y si comenzarán el entrenamiento real con el Kaiosama. Kaiosama contesta diciendo que deben superar otra prueba, que involucra a Gregory, y sólo entonces pueden adquirir nuevas habilidades necesarias. Bubbles empieza a correr mientras Yamcha, Ten y Chaoz lo persiguen. Mientras Kaiosama gira, se sorprende al ver que Piccoro ya ha atrapado al mono con facilidad. Este arrastra a Bubbles y lo deja caer delante de Kaiosama, haciendo ver que ya no quiere más juegos. Ninguno de los guerreros comparte el entusiasmo del Kaiosama por las bromas, así que él les dice que tienen mucho que aprender sobre la comedia.

Zaabon atraviesa los cielos namekusei mientras continúa su búsqueda de las Bolas de Dragón. Todavía está molesto porque sus exploradores fueron destruidos, lo que dificulta enormemente el rastreo de las aldeas restantes. Se da cuenta de que una poderosa energía se le acerca y se da cuenta de que es Vegeta. Las dos fuerzas de Zaabon y Vegeta chocan mientras se recuperan de la energía que emite su aura. Vegeta saluda a Zaabon y le dice que ya se ha deshecho de Dodoria, y ahora planea hacer lo mismo con él. Zaabon se sorprende y le cuesta creerlo, diciendo que miente y advierte a Vegeta, diciéndole que debería saber que no debe desobedecer a Freezer. Vegeta le responde diciendo a Zaabon que nunca se creyó apto para la vida de un esclavo. Explica que ya no quiere seguir aceptando órdenes o acobardándose delante de Freezer como un perro. Declara que quiere ver a Freezer arrastrarse a sus pies tan pronto como haya hecho su deseo de inmortalidad.

Vegeta explica su deseo a Zaabon, afirmando que algo está cambiando y que el poder de la inmortalidad le pertenecerá, permitiéndole gobernar la galaxia para siempre. Zaabon responde que Vegeta está soñando y que Freezer ya ha conseguido adquirir cinco Bolas de Dragón, y que no les llevará mucho tiempo encontrar el resto. Vegeta le dice a Zaabon que sin sus rastreadores trabajan a ciegas y que es una responsabilidad que él no comparte, ya que sus poderes han aumentado más maneras de lo que puede imaginar. Zaabon se ríe del aumento de fuerza de Vegeta, afirmando que los nuevos trucos que ha aprendido no harán marcarán ninguna diferencia, ya que sus habilidades no son nada en comparación con las de Freezer.

Vegeta le cuenta a Zaabon que ya sabe la respuesta de por qué será capaz de superar a Freezer. Y le relata como Dodoria reveló todo sobre el miedo de Freezer a los Saiyajin antes de morir, concluyendo que Freezer también debía temerle. Zaabon le dice a Vegeta que no se halague a sí mismo porque lo que Freezer temía era una unión de toda la raza Saiyajin se sublevara contra él. Zaabon afirma que solo, Vegeta no sería una amenaza para nadie. Y este aforma que sólo hay una forma de averiguarlo a medida que desaparece y se mueve detrás de Zaabon. Zaabon responde instintivamente golpeando a Vegeta, que procede a bloquear su golpe agarrando su mano y lanzar a Zaabon al cielo.

Zaabon se recupera rápidamente en el aire. Después de alejarse un poco más, agarra un brazo con el otro y le envía una “Ráfaga Elegante” a Vegeta. Este la desvia con la mano y la honda deja una tremenda explosión en la tierra mientras Zaabon se asombra de la velocidad y habilidad mejorada de Vegeta, afirmando que Vegeta si le ha sorprendido.

Krilin y Dende ven la pelea desde lejos. Krilin deduce que Vegeta debe estar luchando contra uno de los matones de Freezer. y concluye que lo mejor es que se destruyan entre ellos porque si uno de los dos sobrevive, acabará por encontrarlos. Krilin rápidamente agarra a Dende y acelera hacia la casa del Anciano Namekusei, esperando que estén demasiado ocupados golpeándose entre ellos para darse cuenta.

Vegeta golpea a Zaabon directamente en la cara, aturdiéndolo, pero este responde con una ráfaga de patadas rápidas. Vegeta logra esquivar todos sus ataques y queda por encima de Zaabon. Entonces se da la vuelta y golpea a Zaabon hacia abajo, enviándolo al suelo. Este se agarra al suelo pero Vegeta aparece detrás de él, sorprendiendo a Zaabon, y propinándole una patada. Zaabon es empujado hacia adelante mientras muerde la suciedad. Vegeta empieza a reírse incontroladamente, declarando que ha demostrado su teoría. Sin embargo, en lugar de reconocer la derrota, Zaabon empieza a reírse con un tono elegante. Zaabon sigue de rodillas mientras la sonrisa de Vegeta se desvanece y es la sonrisa de Zaabon la que se hace evidente. Zaabon se vuelve hacia Vegeta, lentamente levantando la cabeza y le dice que realmente le impresiona y que sus habilidades de lucha han avanzado mucho desde la última vez que se conocieron, pero no lo suficiente.

Comentarios