Dragon Ball Z Capítulo 47 – Un ataque sorpresivo. El anciano destruye los rastreadores

Mientras Gohan y Krilin observan desde un acantilado la aldea, los soldados de Freezer obligan a tres ancianos namekusei y dos niños, Dende y Cargo, a salir de su casa. Uno de los hombres que golpea al niño mayor, Dende. Una vez más, él y Gohan comentan cómo Freezer y sus hombres se visten igual que los saiyjin, aunque no lo sean, lo que lleva a Krilin a recordar lo que dijo Raditz acerca de cómo los Saiyajin conquistan planetas y luego los venden. Krilin, por lo tanto, deduce que son miembros del “Planet Trade”.

Abajo, Freezer se presenta a los cautivos, y dice que sus exploradores recogieron a más de los cinco namekusei que están reunidos y quiere saber dónde están los otros. Pero los namekusei se niegan a responder, les amenaza con una bola de ki en la punta de sus dedos.

Después de ver a Goku de camino de Namekusei y entrenando haciendo abdominales, volvemos a este para encontrar a Freezer todavía amenazando a sus prisioneros. Finalmente, el anciano principal, Moori, habla, pero lo hace en lengua namekiana, confundiendo a los soldados de Freezer. Freezer no está impresionado. Dice que sabe que pueden hablar la “lengua común”, lo que incita a Moori a responder que los ancianos se quedan con los niños mientras los jóvenes van a trabajar en el campo, y exige saber si esto es suficiente. Freezer va directo al grano: quiere la Bola de Dragón del pueblo. Moori finge no saber lo que quiere decir.

Freezer le pregunta a Dodoria si recuerda al último namekusei que dijo eso. En la primera aldea que visitaron, el anciano fingió al principio no saber lo que era una Bola de Dragón, por lo que Freezer tuvo que matar a uno de sus aldeanos. Después de esto el anciano le contó todo sobre las Bolas de Dragón, cómo fueron creadas por el anciano Namekusei, y cómo para obtener una se debe pasar varias pruebas primero. Cuando el anciano se negó a darle la Bola de Dragón y aunque Freezer aceptó pasar las pruebas, lo mató y se la llevó.

Leyendo su explorador en algún otro lugar de las afueras de Namek, un Vegeta confiado comenta para sí mismo que una vez que venza a Freezer con la próxima Bola de Dragón, Freezer no lo verá con los mismos ojos.

De vuelta en el pueblo, uno de los otros ancianos dice que ningún namekusei le daría una Bola de Dragón a alguien como Freezer. Lamentando que subestimen sus poderes de persuasión, Freezer ordena a Zaabon matar a uno de ellos como ejemplo. Zaabon salta y patea con elegancia al tercer anciano en el cuello, matándolo. El segundo anciano, furioso, se mueve para atacar a Zaabon, a pesar del intento de Moori de detenerlo. Zaabon lanza una de las Bolas de Dragón que está sosteniendo, y esquiva el Cañón de Energía del anciano, que golpea y mata a uno de los otros soldados de Freezer. Zaabon entonces mata al anciano con una enorme explosión de energía y regresa al bando de Freezer para coger de nuevo la Bola de Dragón que lanzó al cielo.

Gohan se está enojando, y Krilin le dice que tienen que mantener sus niveles de poder bajos o se darán cuenta. Dice que no hay nada que ninguno de ellos pueda hacer para ayudar a los namekuseios. Pero Krilin mismo está frustrado y con rabia arranca puñados de hierba.

Manteniendo la calma, Moori exige saber por qué Freezer quiere las Bolas de Dragón, incitando al tirano a revelar que busca la inmortalidad, al igual que Vegeta. Krilin se da cuenta que Vegeta no está cooperando con Freezer, entonces. Moori le dice a Freezer que haga lo que quiera, pero nunca le dará la Bola de Dragón. Freezer le pregunta si cambiaría de opinión si las vidas de sus hijos estuvieran en juego. Moori ruega a Freezer que no lo haga, y protege a los niños mientras Freezer levanta un dedo, y sus soldados se mueven para apartarse del camino.

El creciente enojo de Gohan hace que el explorador de Dodoria se active de nuevo, y cree que están siendo observados. Zaabon sugiere que echen un vistazo cuando el explorador recoge nuevas energías, que vienen de la distancia. Llega un trío de jóvenes namekusei del tipo Guerrero, los que habían estado trabajando en el campo. Moori está visiblemente aliviado, mientras que Freezer parece despreocupado. Gohan le pregunta a Krilin si estos tres pueden ayudar, pero Krilin no contesta.

Freezer elogia a los jóvenes guerreros en su entrada, pero los recrimina por su tardanza. Moori podría haber usado su ayuda antes, dice, indicando los cuerpos de los ancianos muertos. Los guerreros están enfurecidos y, a pesar de las advertencias de Moori, desafían a los soldados de Freezer a luchar. Dodoria escanea a cada uno de ellos con su explorador, y él y los otros soldados se ríen de la aparente lectura insignificante de sólo 1.000 unidades. Moori, al observar el uso que hace Dodoria del explorador, se da cuenta de que así es como Freezer es capaz de localizarlos a ellos y a sus aldeas. Jura en silencio destruirlos.

De vuelta en el espacio, Goku se toma un descanso de sus ejercicios y sueña despierto con la comida. Mira hacia la oscuridad del espacio y piensa que Vegeta lo está esperando en algún lugar.

De vuelta a Namekusei, todos los hombres de Freezer, excepto Zaabon y Dodoria, van a pelear con los tres jóvenes namekusei. Uno de ellos, Napple, se burla de ellos diciendo que estarían mejor si pelearan con abuelas viejas. Aún mirando desde el acantilado, Krilin dice que los namekusei están ocultando su verdadero poder, y los hombres de Freezer no se dan cuenta. Gohan agrega que Vegeta y Nappa tampoco recibieron esto al principio. Ellos saben muy bien que los hombres de Freezer no pueden sentir niveles de poder y necesitan la ayuda de los exploradores para indicar el poder de sus oponentes. De repente, los hombres de Freezer comienzan a correr juntos hacia los namekusei con Napple liderando la carga.

Zaabon observa como los namekusei se llenan visiblemente de energía y el namekusei de túnica púrpura patea a Napple en la cara, haciéndole pasar volando por donde están Freezer, Zaabon y Dodoria. Se choca contra un árbol y se mete en un acantilado. Los otros soldados se detienen estado de shock, y los namekusei toman el aire. Los soldados armados con armas láser en el antebrazo les disparan con pánico y parecen destruirlos. Pero entonces los namekusei emergen del humo y se enfrentan a sus oponentes en un combate cuerpo a cuerpo.

Los soldados con pistolas láser disparan a los namekusei, que desvían sus explosiones hacia otro soldado. Un namekusei de chaleco naranja dispara al soldado que lleva el láser (Uno de ellos es el hombre que había golpeado antes a Dende). Una explosión hace que este soldado vuele hacia Zaabon, cayendo en un lago. Mientras los namekusei siguen matando a los soldados, Zaabon se gira y le pide a Dodoria que relea sus niveles de poder. Dodoria lo hace, y se sorprende al ver que su lectura es ahora de 3.000 unidades. Freezer se ríe y dice que está impresionado, mientras que Dodoria se queja de que los namekusei les han engañado.

La lucha continúa. Gohan y Krilin animan a los namekusei sin que se den cuenta, al igual que Dende y Cargo. A estas alturas todos menos uno de los soldados rasos de Freezer están muertos, y Moori se da cuenta de que sólo tres exploradores permanecen intactos: uno en el suelo, uno de ellos vestido por un soldado muerto, y el de Dodoria. Le dice a los niños que se alejen de él, mientras que Freezer instruye a Dodoria para que intervenga y mate a los otros tres namekusei. Mientras se mueve para hacerlo, Moori dispara una ráfaga de ki desde la punta de sus dedos y le saca el explorador a Dodoria de la cara.

Dodoria malinterpreta esto como un intento de atacarlo. Moori entonces toma el aire, incitando al namekusei que actualmente está luchando con los últimos soldados que quedan, a preguntarse qué está haciendo Moori. Este entonces destruye a los otros dos exploradores que quedan. Zaabon se da cuenta de que este era el objetivo de Moori todo el tiempo, y Dodoria se enfurece. Krilin elogia al viejo namekusei por su astucia, porque sin sus exploradores Freezer y sus hombres no pueden localizar más aldeas namekianas.

Dodoria, en este punto, está hirviendo de ira. Está tan enojado que se le pincha en el dedo con sus uñas, goteando sangre y gritando que matará a los namekusei y que no tendrá piedad, mientras vuela hacia Moori. El namekusei con capucha golpea a un lado al soldado que estaba peleando y grita para que el anciano tenga cuidado mientras Gohan y Krilin miran con asombro.

Comentarios