Dragon Ball Z Capítulo 35 – ¡Ocurre un milagro! La transformación de Gohan

Karin sigue dando indicaciones a Bulma hacia el campo de batalla. Desesperado por saber si Gohan sigue vivo o no, Chi-Chi comienza a amenazar a Karin pero el Maestro Roshi les dice a ambos que se detengan. Vegeta comienza a juntar energía para quitarle la cola a Gohan, pero antes de que pueda hacerlo, Yajirobe corta la armadura de Vegeta con su espada. Vegeta está aún más herido y cae al suelo. Yajirobe se queda regodeándose sobre su oponente caído, pero Vegeta se levanta de nuevo y empieza a caminar hacia él. Incapaz de conectarse con su espada por segunda vez, Yajirobe intenta disculparse con Vegeta, diciendo que sus palabras eran una broma. Enojado con Yajirobe por haberle herido, Vegeta empieza a pegarle repetidamente.

Goku ve esta distracción como una oportunidad anima a Gohan a mirar hacia la bola que está irradiando las olas de Blutz. Gohan lo hace, y comienza su transformación en un gran simio. Un Vegeta aterrorizado trata de impedir la transformación pero sin éxito, y Gohan comienza a causar estragos. Siendo medio humano, Gohan es un poco más fácil de razonar que Goku, y con Krilin y Yajirobe animándolo, dirige sus ataques hacia Vegeta. Este enfoca toda su energía en mantenerse alejado de Gohan el tiempo suficiente para encontrar la manera de cortarle la cola. Ninguno de sus esfuerzos frena a Gohan, sin embargo, encuentra la oportunidad de quitarle la cola a Gohan con uno de sus propios Discos Destructores. Debido a que está debilitado y no tiene suficiente tiempo, Vegeta no logra alejarse del Gohan que cae mientras regresa lentamente a la normalidad y es aplastado bajo el cuerpo masivo de Gohan. Siendo este último golpe más de lo que podría soportar, Vegeta activa su módulo espacial para recuperarlo usando un pequeño dispositivo de control remoto.

En las ruinas de East City, un número de investigadores especializados en la radiación se reúnen alrededor de las cápsulas espaciales de Vegeta y Nappa, las únicas cosas que quedan en la ciudad, cuando la cápsula de Vegeta se vuelve activa y se aleja volando. Krilin lo ve acercarse y se da cuenta de que Vegeta está tratando de escapar. Arrastrándose hacia la cápsula, Vegeta se enoja por dejarse vencer tan duramente. Krilin aunque cojeando entra en acción para eliminar Vegeta con la katana de Yajirobe.
Apenas capaz de mover, Vegeta es incapaz de defenderse del ataque de Krilin. Sin embargo, una súplica telepática de Goku detiene a Krilin de matar a Vegeta.

Mientras Vegeta se arrastra dentro de la cápsula, Krilin y Goku discuten sobre la posibilidad de dejarlo ir. Krilin espera que Goku no piense que el corazón de Vegeta se ablandará si se le muestra misericordia, de la forma en que funcionó con Piccoro. Goku está de acuerdo en que no hay ninguna garantía de que vaya a ser así con Vegeta, pero añade que verlo tan cerca de la muerte le hace pensar que sería un desperdicio quitarle la vida y que matarlo sólo le mostraría la misma cólera y violencia que el mismo tiene como forma de vida y, desea exponerlo al calor de la bondad y plantar semillas de gracia, misericordia y amor en su corazón, optimista de que algún día crecerán. Además, Vegeta es el oponente más fuerte que Goku ha enfrentado nunca, y después de un poco de recuperación y más entrenamiento, su propia sangre Saiyajin anhelará una revancha. Krilin siente que se lo debe a Yamcha, Chaoz y Tenshinhan para vengar sus muertes, pero de mala gana permite que Vegeta se vaya, diciendo que espera que Goku tenga razón sobre esta decisión. Al vigilar la conversación, Kaiosama también espera que Goku tenga razón. Jura venganza, Vegeta cierra la cápsula y vuela hacia el espacio.

Comentarios