Dragon Ball Z Capítulo 288 – Llegas tarde Goku

Chi-Chi, Gohan, y Goten se preparan para ir a la casa de Bulma a hacer una barbacoa, pero Goku no está en ningún sitio. A medida que aumenta la ira de Chi-Chi, Goku tiene asuntos que resolver. Mientras espera para presenciar la eclosión de cuatro huevos de Pterosaurio, surgen problemas que lo colocan en el papel de protector de los huevos. Goku debe hacer todo lo posible para proteger los frágiles huevos sin saber que pronto se enfrentará a otro peligro, una Chi-Chi enojada. De hecho, ella se enoja al saber de Gohan y Goten que se ha escapado de nuevo. Chi-Chi decide superar su ira para que puedan disfrutar de la fiesta.

Una vez que llegan a la fiesta, todos comienzan a aparecer, incluyendo a Dende, Mr. Satán y Majin Buu. Todo el mundo parece estar disfrutando de la comida, la música y la compañía del otro hasta que se menciona a Goku. En ese momento, la fiesta se detiene y la cara de todos está deprimida. Se dan cuenta de que el encuentro no es tan bueno como podría haber sido si Goku estuviera allí. Mientras tanto, Goku enfrenta muchos peligros y mantiene los huevos de Pterosaurio seguros hasta que eclosionan.

Goku recuerda la fiesta justo después, y llega justo cuando la fiesta está llegando a su fin. Aunque inicialmente enfadados con Goku, Chi-Chi y Bulma recuperan toda la comida y los suministros de la fiesta, porque piensan que Goku también debería participar en la fiesta. Al final del capítulo, todo el mundo está sentado, escuchando a Goku hablar de los huevos y lo bueno que era ver nacer al nuevo bebé Pterosaurio.

Justo entonces, Goku se da cuenta de que Vegeta ha caminado hasta el otro extremo de la habitación apoyado en la pared, solo. Goku le pide que vuelva, y todo el mundo empieza a burlarse de él, sólo para que sonría y mire hacia otro lado. El capítulo termina con Goku y todos los demás pasando tiempo juntos y escuchando a Goku.

Comentarios