Dragon Ball Z Capítulo 249 – ¿En dónde está Gohan?

El capítulo comienza con Goku y Baba volando a través de las nubes amarillas. Goku mira en el camino y ve a todos los muertos que Majin Buu ha matado. Goku entonces va a registrarse y le pregunta al Rey Yemma si su hijo, Gohan, se ha registrado pero este le dice que no, Goku descubre que Videl tenía razón en que Gohan está vivo y trata de sentir a Gohan, y tiene éxito, pero se confunde. Parece que el poder de Gohan viene del mundo sagrado de los Kaiosama. Goku decide que el Kaiosama debe estar involucrado y se teletransporta allí.

En el mundo sagrado, Gohan está moviendo con la Espada Z con gran facilidad. Goku aparece sin previo aviso y se ve forzado a esquivar un golpe de la espada. Gohan le pregunta a Goku qué está haciendo allí y le dice que sus 24 horas no han terminado todavía, y Supremo Kai y Kibito están desconcertados por su repentina aparición. Goku entonces le da a Gohan algunos consejos sobre la esgrima y decide permanecer en el mundo sagrado de los Kaiosama para ayudar a Gohan hasta que esté listo para luchar contra Majin Buu de nuevo.

En el Templo de Kami, Goten y Trunks duermen, para disgusto de Piccoro. Les grita para que se levanten, pero simplemente mueven la cabeza y se duermen de nuevo. Piccoro les grita de nuevo, y esta vez se levantan de verdad. En la sala de entrenamiento, Trunks pregunta a Piccoro si podría volver a demostrar la técnica. Piccoro está conmocionado y le pide a Kriin que lo ayude. Este busca a alguien para que le saque del apuro pero no hay nadie detrás trata de salir de ella, y terminan haciendo la técnica.

Mientras tanto, Buu se encuentra con un chico ciego llamado Tommy. Buu intenta intimidarle, pero se sorprende de que el muchacho no le tenga miedo. Buu cree que es porque tiene los ojos cerrados. Tommy explica que es ciego y no puede ver ni con los ojos abiertos. Buu usa sus poderes curativos para restaurar su vista, pero se sorprende de nuevo de que el muchacho todavía no le tenga miedo. Tommy agradece a Buu por curarlo y lo llama una persona maravillosa. Buu pregunta si el chico cree que es apuesto, pero Tommy responde que no lo sabe. Sin embargo, este afirma que piensa que Buu debe ser apuesto por dentro. Buu se siente halagado por este comentario. Como agradecimiento, Tommy le da a Buu una moneda de oro, con la que quería comprar leche. Buu rechaza la moneda y se aleja volando para convertir a un anciano en una caja de leche con su Rayo de Chocolate. Le da la leche al niño y se va volando mientras se aclama a sí mismo que es hermoso y no horrible. Pero entonces Buu se encuentra con otra ciudad y la destruye instantáneamente.

Comentarios