Dragon Ball Z Capítulo 180 – ¿Goku se rinde?

Goku ha impactado un fuerte Kamehameha en el cuerpo de Cell, Yamcha y Ten Shinhan piensan que Cell ha muerto, pero en cambio los otros guerreros no tienen tan claro que Cell haya muerto y Krilin le grita que lo remate antes de que se recupere. El cuerpo de Cell se empieza a regenerar gracias a las células de Piccoro. Ambos han perdido energía en esta ocasión pero deben seguir peleando.

Goku y Cell Intercambian golpes con toda su fuerza y el suelo empieza a temblar de nuevo. Ambos rivales siguen luchando al límite y esquivando la mayoría d los golpes a pesar de que se encuentran bastante débiles.

Entonces se puede apreciar que Goku ha perdido más energía, y este le insinua si esto es todo lo que puede hacer. Entonces Goku se defiende a su ataque lanzando ondas continuamente, como último recurso hasta que Cell tiene que crear un escudo de energía para protegerse.

Mientras tanto los espectadores siguen impresionados aunque sin comprender exactamente lo que están viendo.

En la Kame House el Maestro Roshi le explica a Bulma que aunque de la impresión de que ambos oponentes hayan perdido la misma energía, la verdad es que Cell se muestra más confiado, por lo que en su opinión Goku no tiene ninguna opción de ganar aunque pelee admirablemente.

Cell sabe que Goku ha perdido mucha energía y le propone comer una semilla del Ermitaño para seguir divirtiéndose con la pelea. Tunks opina que esa puede ser la solución, pero Vegeta le grita que ahora mismo Goku ya no pelea para salvar a la tierra, pues solo lo hace por orgullo de guerrero, y preferiría la muerte antes que hacer trampas para ganar el combate. Vegeta sabe que los poderes de Cell son superiores, y confia en Kakaroto tenga algún plan.

Cell le pregunta a Goku si su orgullo le impide comer una Semilla del Ermitaño, pero Goku sonrie y cuando nadie lo espera, hace algo inesperado por todos. Goku apaga su aura de energía, y se rinde. Nadie puede entender porque lo hace y lo llaman cobarde, pero parece ser que Goku guarda un as en la manga.

Comentarios