Dragon Ball Z Capítulo 156 – ¡Yo soy super Vegeta!

Vegeta golpea brutalmente a Cell en el estómago, dejándolo sin respiración. Después lo golpea como si fuera un muñeco y lo estrella contra una isla. Trunks sabe lo poderoso que se ha vuelto su padre y recuerda su entrenamiento en la Habitación del Tiempo, y su padre envuelto en llamas por la intensidad del entrenamiento.
En el Mirador de Kami, siguen la pelea y están sorprendidos de como Super Vegeta está ganando la pelea. Pero Piccoro sabe que a Cell le queda un as en la manga, que sería absorber a número 18.

Mientras tanto en la Habitación del Tiempo, Gohan está practicando para convertirse en un Super Saiyajin. Y su padre le recomienda que se imagine cuando sus enemigos le hacían daño a sus seres queridos. Siguiendo el consejo de Goku, Gohan se convierte en un Super Saiyajin durante durante un instante de tiempo, y después cae completamente agotado, ya que todavía no está preparado para mantener ese estado de energía.

En el combate Vegeta sigue luchando contra Cell con cierta ventaja.

Krilin intenta llegar cuanto antes donde está Número 18 para desactivarla. Entonces siente el enorme poder de Vegeta y no entiende como ha podido crecer así en tan solo 1 día. Pero recuerda las palabras de Goku y se da cuenta de que Vegeta tiene que haber entrenado en la Habitación del Tiempo, y prosigue con su marcha.

Vegeta sigue destrozando a su rival y humillándolo a medida que pelean. Cell le propina un puñetazo en la cara de frente, pero este no le hace absolutamente nada. El monstruo ahora conoce un rival de categoría con un poder digno de cambiar su nombre, él es Super Vegeta.

Comentarios