Dragon Ball Z Capítulo 143 – El androide Cell

El monstruo prepara un Kamehameha que sorprende a Piccoro pero lo evita fácilmente. Cuando se pregunta como es posible, el monstruo aparece por detrás y lo agarra. Entonces comienza a chupar su energía con la cola.

En el mirador de Kami, el Sr. Popo siente el dolor de Kami y tira una olla sin querer sintiéndose triste por su amigo.

Mientras tanto, Madre e hijo miran a Goku y percíben que ya está mejorando y Gohan corre a decírselo a todos, pero están mirando la televisión. En esta los militares van a atacar al monstruo. Luego, Trunks y Krilin se dirigen a ayudar a Piccoro y se preguntan quién es realmente ese monstruo. Mientras tanto, el ejército abre fuego contra la bestia, que destruye los tanques con facilidad. Piccoro se libera de sus garras, pero su brazo izquierdo está absorbido y muy delgado.

Mientras tanto, los androides viajan en la camioneta, y Número 16 dice que uno de los poderes que sintió antes fue la pérdida de energía. Número 17 se pone arrogante y dice que tenía razón y que nadie podía ser tan fuerte como él. Este le recomienda que recalcitre sus sensores.

Piccoro se rinde finalmente y le pide una cosa a cambio, saber quien es y por qué está aquí. La criatura está de acuerdo y dice que su nombre es Cell. También afirma que es un androide creado por el Dr. Maki Gero y que viene del futuro, concretamente de dentro de 24 años. Piccoro pregunta cómo es posible cuando el laboratorio fue destruido. Cell responde diciendo que la computadora que lo creó estaba debajo del laboratorio.

Cell le cuenta como el Dr. Maki Gero recopilaba células con robots insecto que recogieron ADN de Goku, Vegeta, Freezer, Rey Col y hasta el propio Piccoro. Luego le revela que regresó a esta época matando a Trunks y usando su máquina del tiempo. Se convirtió en larva y esperó cuatro años hasta que recuperó toda la energía. Piccoro le pregunta por qué regresó aquí y Cell le aclara que su objetivo es absorber a Número 17 y Número 18 para completarse ya que en esa época habían muerto. Piccoro le da las gracias y se arranca el brazo para regenerarlo revelando que solo ganaba tiempo para curarse. Ahora volverán a combatir de nuevo.

Comentarios