Dragon Ball Z Capítulo 141 – El nacimiento de un nuevo guerrero

El episodio comienza con Trunks y Gohan regresando del lugar donde han encontrado la nave.

Mientras tanto, los androides en otra parte de la ciudad se detienen mientras que el Número 18 consigue un nuevo traje. Al salir de la tienda sin pagar, el empleado de la tienda llama a la policía que persigue a la camioneta de los androides. Sin embargo, Número 18 pone fin a la persecución cuando hace que todos los coches se estrellen.
En la Kame House y Goku sigue sufriendo de su enfermedad cardíaca. Mientras Bulma regresa en avión, escucha un informe sobre una gran cantidad de desapariciones en Gingertown. Entonces se da cuenta de que Gingertown no está lejos de la ubicación de la Máquina del Tiempo descubierta, así como de los fragmentos del huevo, y llama al lugar del Maestro Roshi para decirles que vean la televisión y estos visualizan los horribles acontecimientos que están ocurriendo en Gingertown. La pantalla comienza a perder imagen.

En otro lugar, los androides siguen en su camioneta viajando para encontrar a Goku.

Kami siente lo que está ocurriendo en Gingertown y le dice a Piccoro que es algo mucho peor que los androides. El Sr. Popo le dice a Kami que no se fusione con Piccoro pero sabe que no hay otra manera y que debe hacerse. Así que Piccoro pone su mano en el pecho de Kami y comienza la fusión. Kami grita como si se estuviese muriendo y se crea una nube de humo en el aire. Cuando esta se despeja, el bastón de Kami está en el suelo y Kami ya no está. Se ha fusionado permanentemente con Piccoro. El Sr. Popo se pone a llorar y se despide de Kami, pero Piccoro le dice que ya no es Kami o Piccoro, pues ahora es el Namekusei que hace tiempo olvidó su nombre. Entonces deja a Popo y Korin le da el adiós a su viejo amigo. Piccoro vuela a Gingertown sólo para ver varias ropas tendidas en el suelo. A medida que continúa su búsqueda, un ser misterioso se acerca a él.

Comentarios