Dragon Ball Z Capítulo 14 – Una dulce tentación. La hospitalidad de la Princesa Serpiente

Gohan, perseguido por el agotador Tigre de Sabertooth, es testigo de cómo Piccoro afina sus poderes levitando rocas y rocas, y creando un gigantesco torbellino controlado que logra elevar la tierra en un completo círculo.

Krilin, Yamcha, Tenshinhan, Chaoz y Yajirobe se reúnen en el Templo de Kami y comienzan su entrenamiento. Mientras tanto, Goku continúa recorriendo el Camino de las Serpiente desde el principio, donde se encuentra con un castillo a un lado que no existía antes. En su interior, se encuentra con la bella Princesa Serpiente y sus acompañantes, que inmediatamente se enamoran de él. Ella trata de darle de comer, bailar (Goku cree que el tango es una forma de artes marciales) y bañarse en un baño caliente, pero cuando nada de esto le impide continuar por el camino, ella juega su última carta, una poción para dormir.

Un espejo mágico muestra que sus sueños son sólo Chi-Chi y Gohan. Rechazada, revela su verdadera forma, una princesa malvada que tienta a los viajeros por el Camino de la Serpiente. Goku escapa por poco del castillo después de que la ilusión se desvanece y la diosa resulta ser una serpiente monstruosa que echa fuego. Mientras ella le persigue por el Camino de las Serpiente, Goku logra enredarla en un nudo y continúa por el sendero de un millón de millas.

Comentarios