Dragon Ball Z Capítulo 12 – Una pequeña siesta, Goku cae del camino de la serpiente

Piccoro se pone a trabajar en su entrenamiento; incluso es capaz de levantar pirámides con telequinesia. Sin embargo, sin conocer su propia fuerza, pierde el control y accidentalmente le causa daños a las pirámides. En otras partes, Gohan está en medio de su propio entrenamiento, persiguiendo a los Paozusaurios para conseguir otra comida cuando es tragado por la fisura resultante. Atemorizado por su vida, apenas escapa con su propia piel como Piccoro que lo estaba buscando ve que está bien.

Mientras tanto, Launch ha encontrado Tenshinhan y Chaoz entrenando cerca de una cascada donde ahora viven, y con su famoso tacto intenta ganar el corazón de Tenshin con comida. Trata de convencerlo para que la ayude a robar bancos, ya que el dinero que gane les dará felicidad. Pero este regresa a su entrenamiento decidido a superar a Goku. Krilin y Bulma aparecieron al encontrarlos con el explorador recién arreglado, y cuando Tenshin se enteró de la noticia, también decidió aceptar el entrenamiento de Kami.

En el camino de la serpiente, Goku se encuentra con un barrendero que le informa de que sólo es una cuarta parte del camino a lo largo de su viaje y le propone llevarle. Tras la oferta, Goku monta enganchado a su coche y se queda dormido y desafortunadamente cae en el mismísimo corazón del Infierno, donde se despierta al golpearse. Encuentra un árbol bien cuidado que crece allí y trata de picar su fruto, sin saber que es propiedad exclusiva de Enma Daio Sama.

Comentarios