Dragon Ball GT Capítulo 64 – ¡Adiós Goku!

Shenron cura a Goku, y explica que no puede permitir que las Bolas de Dragón sean usadas de nuevo, así que deja la tierra, y se lleva las bolas con él, planeando regresar cuando la gente de la Tierra aprenda a resolver sus propios problemas sin usar las bolas. Sin embargo, permite un deseo más a petición de Goku, que es reparar todo el daño hecho a la Tierra desde que la puerta del Infierno fue abierta por el Androide 17, así como revivir a todos los inocentes que los villanos mataron.

Justo antes de que Shenron se vaya, pide que Goku lo acompañe. Goku confía a Vegeta para que tome su lugar como salvador de la Tierra, y mientras vuelan, Bulma recuerda su tiempo con Goku. Pan recoge las ropas de Goku que fueron dejadas atrás, y Vegeta le dice que las atesore.

Goku se detiene en la Casa Kame para despedirse del Maestro Roshi y Krillin, que ha sido revivido. También se detiene en el infierno para despedirse de Piccoro, y le dice que un día volverá al cielo. Mientras yace en la espalda de Shenron, las siete Bolas de Dragón se unen a su cuerpo, y él se une a Shenron.

100 años después, Vegeta Jr. y Goku Jr., nieto de Pan, luchan en el campeonato de la división juvenil del Torneo Mundial de Artes Marciales. Goku Jr. lleva la ropa de Goku que Pan recogió hace muchos años. Pan mira hacia abajo y ve al ahora adulto Goku viendo la pelea, pero cuando ella baja a buscarlo, él ya no está allí; Pan simplemente asume que ella estaba imaginando cosas.

Al salir del estadio, Goku recuerda muchos de los eventos que formaron su pasado, desde su adopción por el abuelo Gohan hasta la derrota de Baby. Con su bastón de poder en la mano, Goku vuela en el Nimbus Volador a la distancia, teniendo las últimas palabras en el programa “Hasta que nos encontremos de nuevo chicos”.

Comentarios
Share via
Copy link
Powered by Social Snap